La desaparición en la noche del martes 1 de agosto en Pizarra Málaga, de Lucía Vivar, una niña de tres años tuvo este miércoles 2 de agosto, un fatal desenredo con el descubrimiento de su cadáver en las vías del tren que ensamblan esta localidad con Álora.
Esta exploración señala a que la niña se extravió mientras jugaba en la noche con sus primos y transitó durante largas horas hasta caer dormida en las vías del tren; el primer tren de la mañana fue el que le causó de manera fortuita el golpe que le causó la muerte en el momento.
Todo se consideraba en orden hasta que, antes de las once y media de la noche, los padres de Lucía Vivar notaron de que la pequeña no estaba junto a sus primos y que no respondía a sus llamados. Minutos después, avisaron a la Guardia Civil y se inició una labor de búsqueda en la que participaron cerca de 600 personas.
En la búsqueda solo se encontró su chupete junto a una máquina expendedora de dinero de la estación, posteriormente, una llamada avisó que el técnico del tren de los alrededores que une Álora con la ciudad de Málaga había hallado el cuerpo de Lucía Vivar sin vida junto a la vía, a casi cuatro kilómetros del lugar de la huida. El cuerpo de la menor mostraba un único golpe en la cabeza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *