El ayuntamiento malagueño ha comenzado una campaña donde se insta a combatir la plaga procesionaria. El trabajo para hacerle frente a esta infestación ha comenzado en los parques, plazas públicas y jardines. Pero no se puede llegar más lejos con la campaña en las zonas privadas de la ciudad.

Por esa razón se hace un llamado a la población para que presten la colaboración pertinente en estos casos. Y sobre todo a crear conciencia para evitar la proliferación de esta plaga. Las autoridades encargadas de dicha campaña no solo aplican métodos para combatirla, también tratan de erradicarla.

Limitaciones legales del ayuntamiento

El problema para combatir eficazmente esta plaga se presenta porque el ayuntamiento malagueño tiene limitaciones en sus funciones. Por eso insta a combatir la plaga procesionaria en las urbanizaciones y complejos residenciales privados. Donde no saben si han aplicado los métodos preventivos.

En muchos casos los propietarios de estos lugares pasan por alto las indicaciones de las autoridades. Hasta que se hace demasiado tarde y comienza la proliferación de la plaga, como en estos momentos. Es cierto que las condiciones climáticas han contribuido mucho para la infestación de la plaga, pero falta compromiso de los habitantes.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *